Psicomotricidad

Psicomotricidad

La psicomotricidad es una profesión paramédica que se especializa en el desarrollo global de la persona. La psicomotricidad nace como un dispositivo y una práctica que intenta re-unificar el cuerpo y las emociones. En este intento de articulación de la psyque y el soma es que la psicomotricidad surge para dar cabida a la re-organización de las funciones motoras y psíquicas del ser humano en la búsqueda de un desarrollo integral. Así, comienza a construirse esta nueva disciplina que tiene sus bases en la neurología, la biología, la neurofisiología, la psicología y el psicoanálisis.

La psicomotricidad tiene una visión holística de la persona tomando en cuenta de manera indisociable sus funciones psíquicas, motrices, sensoriales, relacionales y afectivas. Se dirige a una amplia población ya que abarca desde la infancia hasta la vejez y su objetivo es armonizar el desarrollo y la adaptación de la persona incluyendo su personalidad y su entorno y considerando el trabajo del cuerpo como instrumento de comunicación y expresión. El psicomotricista apoya a la persona en el proceso de búsqueda del “mejor-estar” y la guía a ser más autónoma por medio de métodos psico-corporales. Sus áreas de intervención se encuentran en la prevención, la terapia, la educación y la rehabilitación a cualquier edad de la vida (bebés, niños, adolescentes, adultos y adultos mayores).

El desarrollo psicomotor constituye un área crucial del desarrollo global del sujeto, entendiendo este como un proceso dinámico y muy complejo, resultado de la interacción entre elementos genéticos y ambientales, los que se mantienen con la evolución biológica, psicológica y social, permitiendo una maduración orgánica y funcional del sistema nervioso, el desarrollo de funciones psíquicas y la estructuración de la personalidad.